Se acerca el verano y aún seguimos a vueltas con el programa SELECTA que tantos problemas ha dado a la hora de ser agil en la llamada de personal sustituto. Sin embargo, nos dicen que las sustituciones están garantizadas. ¿Eso va a ser así? Con ello nosotros entendemos que:

  • deberían ser de un 100% en Atención Primaria, ya que es incomprensible que se tenga que cubrir las vacaciones unos a otros, con lo que conlleva de sobrecarga para el personal y de disminución de la calidad ( más tiempo de espera, algunos de varios días) en los pacientes.
  • deberían ser de un 100 % en todos los servicios de urgencias, de cuidados intensivos y de hospitalización y que se cubrirán todas las categorías profesionales que en ellas trabajen.
  • se intentarán mantener la actividad en todas aquellas especialidades que sea posible su sustitución, haciendo un máximo esfuerzo en aquellas categorías con más demora en las listas de espera. Es incomprensible que todo el esfuerzo que el personal sanitario hace durante todo el año por la disminución de las mismas, sea anulado por la baja actividad del verano.

No se entiende como la sustitución en ciertas unidades es nula. Vemos el ejemplo de Rehabilitación: no hay ninguna sustitución en verano, con lo cual la lista de espera  aumenta considerablemente en estas fechas. En el pasado año 2016 la lista de espera en mayo era de 331 pacientes. Pasados los cuatro meses que suelen considerar vacacionales, en septiembre había 532; es decir, 201 pacientes más, un 60% de aumento en estos cuatro meses. Y eso sólo para la primera consulta ya que luego hay que esperar para el tratamiento posterior, con los mismos problemas en cuanto a sustituciones. Lo mismo ocurre en otras especialidades que no son sustituidas en verano.

  • se cubrirán los turnos en cada una de las plantas con el mismo número de personal con el que se hace en otras épocas del año, ya que en caso contrario, se sobrecarga la plantilla y se disminuye la calidad asistencial.
  • no al cierre de camas para cubrir sustituciones.

O quizás somo un poco inocentes a la hora de pensar que cuando se hacen ciertas declaraciones significan exactamente lo mismo para unas personas y otras.

Entendemos la dificultad para la sustitución de determinadas especialidades médicas y quirúrgicas, debidas a la falta de profesionales entre otras cosas, pero la apuesta por la formación de éstos dentro del CHT debe ser primordial así como la mejora en la oferta y calidad de los contratos para todo el personal.

Y por último resaltamos que la contratación en este periodo siempre se tiene que extender a todas las categorías, ya que esto no suele ser homogéneo en todos los servicios.

 

COLECTIVO POR LA SANIDAD PÚBLICA DE TOLEDO