Desde la aprobación de la Ley 15/97 de “Nuevas Formas de Gestión” se siguen sucediendo continuos ataques a la sanidad pública que se traducen en una disminución de financiación para nuestros centros sanitarios y la privatización de servicios y hospitales.

Tras las políticas de recortes que hemos sufrido estos últimos años, la situación de nuestra sanidad se encuentra en horas bajas. El deterioro de nuestros centros, la tremenda disminución de las plantillas nos sitúa en niveles que nunca habíamos conocido. Al mismo tiempo, cada vez más, nos encontramos con empresas privadas que encuentran su lucro en nuestra salud.

Frente a esto, entendemos que la sanidad debe de ser para todas y de todos, sin exclusión ni discriminación por origen o situación laboral. Debe permitir que seamos las personas trabajadoras y los usuarios los que podamos hablar y tomar decisiones en cuanto a la gestión sanitaria, gestión que tenga en cuenta los problemas de salud reales y huya de las razones mercantilistas y políticas a las que estamos acostumbrados.

En nuestra comunidad autónoma, el cambio de signo político ha hecho bajar la protesta y la población espera expectante los cambios anunciados en el circo de la campaña electoral. ¿Cuánto tiempo hay que esperar para ver esos ansiados cambios?. ¿Cuándo se va a aumentar la contratación de personal sanitario y se va a aclarar la situación de nuestro hospital en Toledo? Si, ya se echó del gobierno autonómico a Cospedal, pero…..

Otro ejemplo del inmovilismo imperante: quien le pone el cascabel al gato y deroga, de una vez, la Ley 15/97, la raíz del problema privatizador?

La lucha es larga, como larga es la cadena de agresiones y privatizaciones de la sanidad pública. Tantas se han producido desde la derecha como desde la izquierda, las dos caras de la misma moneda. Los cambios de gobierno pueden traer cambios de careta, pero ninguna variación sustancial. Un ejemplo claro es la situación castellano-manchega tras el cambio de gobierno: las derivaciones ya no se harán a la privada madrileña, ahora serán “nuestras” empresas privadas, las de Castilla-La Mancha, las encargadas del saqueo.

Desde el Colectivo por la Sanidad Pública de Toledo, que inauguramos ahora, queremos empezar a revertir esta situación y lo queremos hacer horizontalmente, asambleariamente, de manera totalmente autónoma con respecto a los partidos políticos. Y el primer paso es formarnos e informarnos, disponer de la información suficiente para ser usuarios y trabajadores de la sanidad pública plenamente conscientes. Por ello invitamos a la población toledana a que participen de nuestras asambleas y actividades informativas, formativas y reivindicativas futuras.

Si te interesa participar, ponte en contacto con el Colectivo a través de este correo electrónico: colectivosanidadtoledo@gmail.com.

FORMACIÓN E INFORMACIÓN PARA UNA DEFENSA CONSCIENTE DE NUESTRA
SANIDAD PÚBLICA